ENVÍO DE OBJETOS A TODO EL PAÍS 🇦🇷!

A COMER!

Los principales elementos minerales que necesitan las plantas son el nitrógeno, el fósforo y el potasio, éstos conforman el 75% de los nutrientes que necesitan. El nitrógeno es usado por las plantas para producir hojas y mantener un buen color verde, el fósforo es usado para formar nuevas raíces, producir semillas, frutos y flores, y el potasio para desarrollar tallos fuertes y mantener un rápido crecimiento.

Las raíces de las plantas pueden asimilar más rápidamente los fertilizantes líquidos que los sólidos, porque los nutrientes están disponibles desde el inicio.
Si queremos fertilizar, es importante hacerlo en la época de crecimiento de las plantas, y evitar hacerlo en otoño e invierno. Te dejamos acá unos fertilizantes naturales que podemos preparar y usar en nuestras plantas, evitando el uso de químicos.

ENMIENDA DE HUMUS
Se trata simplemente de poner un puñado de humus de lombriz sobre el sustrato de las plantas, e inmediatamente después regar. Es importante que lo hagamos únicamente cuando la planta necesita ser regada. Podemos usarlo en todo momento, para mejorar el suelo, o luego de trasplantes.

HUMUS LÍQUIDO
Ayuda a hacer más asimilables los nutrientes del humus de lombriz. Mezclar en un contenedor no metálico 100 gr de humus de lombriz y 1 lt de agua tibia. Dejar estacionado a la sombra, revolviendo regularmente, por 12, 24 o 48 hs. Se tiene que ir desintegrando el humus. Filtrar con una tela y no diluir. Aplicar después de regar con agua.

RESIDUOS ORGÁNICOS LÍQUIDO
Vamos a guardar en una bolsa en la heladera residuos de frutas y verduras por una semana, evitando los cítricos. Poner a hervir los residuos 10 minutos en una cacerola con agua. Colar. Usar como agua de riego.

ENRAIZANTE CON AUXINAS
Vamos a usar las auxinas, hormonas, de lentejas para preparar un enraizante, ayudando a la planta a desarrollar su sistema radicular. Dejamos en remojo lentejas por 3 días, hasta que empiecen a germinar. Procesamos junto con agua de remojo. Filtramos con colador no metálico. Se puede usar una bolsa para leches vegetales, o cualquier tela. El líquido resultante es una hormona de enraizamiento orgánico. Diluir con 4 partes de agua. Usar como agua de riego.

TÉ DE BANANA
Ponemos a hervir por 15 minutos, 1 litro de agua con 4/5 cáscaras de banana troceadas. Dejamos enfriar, colamos y diluimos el té con 3 litros de agua. Usar como agua de riego.



Elegimos compartir nuestra investigación y experiencia para que todos podamos acceder al correcto cuidado de nuestras plantas. Esta información es reformulada y crece cada día. Confiamos en que vas a hacer un buen uso de la misma.
Si querés hacer un aporte, podes contactarte con nosotros en [email protected]