ENVÍOS A TODO EL PAÍS 🇦🇷 !

EL COLOR MÁS DESEADO

Las plantas variegadas son las que sus hojas no son por completo verdes, sino que tienen partes blancas o de otros colores, amarillas o rojas, y esto pasa porque el pigmento de clorofila no está presente en toda su superficie.

Las formas variegadas son el resultado de una mutación inicial de las células de un meristemo que forman algunas células incapaces de sintetizar el pigmento verde clorofila. Aunque ciertas especies, como algunas begonias, pueden ser variegadas a causa de efectos reflectantes, y no por contar con menos clorofila.

Los colores variegados, tan deseados, existen mayormente por cuestiones genéticas, o errores. Una variegación blanca es el resultado de una falta de capacidad de la planta para producir cualquier tipo de pigmento en esa área. Una variegación amarilla refleja una menor producción del pigmento verde clorofila. 

Las plantas son autótrofas, esto es que producen su propio alimento. Y lo hacen a través de la captación de la luz por el pigmento de clorofila. Cuando una planta es variegada, puede producir captar menos luz, por ende producir menos alimento. Las plantas variegadas tienen las de perder genéticamente, por más increíbles se vean.
Por esto las necesidades de luz de estas especies son particulares, las partes verdes deben absorber la cantidad suficiente para generar energía para sí mismas y para las de otros colores que no pueden hacerlo. Si no reciben suficiente luz, lo más probable es que las nuevas hojas sean cada vez más verdes.

Algo muy interesante, es que si una planta variegada se propaga por semilla, es decir sexualmente, se pierde esa característica, siendo obligada la propagación asexual, es decir por esquejes de la planta madre.

Ahora, para elegir la mejor planta variegada en esa ruleta genética, la respuesta responde bastante a la lógica. Tenemos que elegir la que tenga las hojas con colores balanceados, que el blanco y verde esté repartido en sus hojas y evitando los plenos de blanco en la mitad o toda la hoja. La planta siempre selecciona qué hoja perder, o qué puntas sacrificar y secar. Lo primero que la planta va a descartar ante cierto estrés son las partes blancas, porque no le proveen alimento.

Si bien tenemos que darle la mayor luz indirecta que podamos aportarle, puede pasar que los colores variegados simplemente se pierdan, sin razón aparente, o bien que aumente el porcentaje de blanco. Bienvenidxs al apasionante juego de la ruleta variegada.



Elegimos compartir nuestra investigación y experiencia para que todos podamos acceder al correcto cuidado de nuestras plantas. Esta información es reformulada y crece cada día. Confiamos en que vas a hacer un buen uso de la misma.
Si querés hacer un aporte, podes contactarte con nosotros en [email protected]